Para ensaladas

Este es el grupo que más importancia le damos, ya que con una simple recolecta de hierbas frescas, cargadas de oxígeno, clorofila, vitaminas… añadidas a la ensalada, zumos, batidos… podemos aportar a nuestro cuerpo todo tipo de substancias nutritivas, que de otra manera no entrarían con la comida convencional o desde una infusión o añadiendo a platos calientes. Recomiendo siempre masticar bien y dejar que los compuestos de valor medicinal se asimilen correctamente, y no abusar en dosificación. En la mayoría, de dos a cuatro hojas de cada especie bastan para activar ciertas propiedades en el cuerpo. No está toda la información puesta a nivel medicinal y cultivo, esperemos paulativamente mejorarla. Por eso, contrastar la información antes de utilizar las plantas sería conveniente. En ningún momento pretendemos dar una receta medicinal, solo compartir información cultural, social y científica. Del cultivo de estas plantas elaboramos nuestro mas conocido producto fresco. el “mezclum multisabor”, que combina amargos, picantes, ácidos, plantas con sabor a ajo, con sabor a cebolla, lechugas, escarolas,… Hemos ido cambiando las proporciones hasta encontrar la mezcla actual, la cual equilibra todos los sabores, siendo agradable para la mayoría de paladares.
Lo bueno de cultivarlas, es que lo podémos disponer a gusto la variable de plantas y controlar sus matices, regándolas más se desarrollan, las plantas, más tiernas, regándololas menos lo son menos, y tambien más amargas, con más o menos ácidos, y más o menos picantes…, propongo que indageis hasta encontrar la mezcla que os guste y ayude. Y si a lo autocultivado le añadís combinaciones de flores comestibles, salsas y semillas, podéis crear sabores únicos y formas sencillas de aportar al cuerpo lo que nos pide y necesita. – Pau Pàmies

Mostrando 1–20 de 22 resultados

Mostrando 1–20 de 22 resultados